martes, 26 de agosto de 2014

La Masa Madre




Madre, la masa. La Masa. Bajo el sol. Bajo la leche
 del día
que se derrama lenta con un leve dejo a miel.
Madre,
la masa vive.
 Los insectos
burbujean en el amarillo claro de su carne.
Masa de carne.
La alimentaré con harina,
agua
y un costal de deseos
Te aconsejo que bailes para ella, que saltes a su alrededor que te vistas seductora para la masa, la masa que está viva y espera latiendo que te acerques con pulseras en manos y tobillos, que sueñes y que grites tu dolor, tu amor y ese aburrimiento cósmico que veo en tus ojos cuando llueve.
 Así,
la ciudad de pan aguardará en el horizonte
mezclada con la levadura del sol...
...Madre,
la masa
La masa madre que grazna y patalea
pretendiendo ser muro,
techo,
ventana. 


La masa,
que esta mañana se abre a las estrellas.

GOCHO VERSOLARI


Ilustración: Alexander Subin

3 comentarios:

  1. Haz que el lenguaje dé saltos verdaderamente temerarios. Brillante. !!!

    ResponderEliminar
  2. Este es un poema de gran originalidad y fuerza, expresa un nuevo estilo de creatividad, inédito. Los significados se independizan y relacionan entre sí con absoluta originalidad. Hay el juego de la imaginación y la fantasía abriendo las significaciones de un modo que jamás había encontrado. Sin duda es una nueva poesía que merece ser publicada y debería ser leída y saludada como el advenimiento de un fenómeno absolutamente diferente dentro de lo poético. Mis felicitaciones al poeta.

    ResponderEliminar