lunes, 8 de septiembre de 2014

Llena la jarra del día






Llena la jarra del día 
con tus dientes blancos 
en forma de sonrisas si quieres, 
o quitándotelos uno a uno y multiplicando su tamaño varias veces
hasta construir una vía láctea doméstica
en el café de la esquina
donde los pájaros vuelan al revés y las águilas de la tarde
se detienen en las cenizas de los cigarrillos.
Llena la jarra del día 
con tus ojos multiplicados por las gotas del crepúsculo
cuando en la plaza de enfrente
una  multitud de insectos intangibles
marchan entre los árboles y las farolas, entre los besos oscuros de los adolescentes, entre las manufacturas azules de la noche, entre los suicidas que se sientan en el banco del norte a observarse morir como las luces del paseo cuando llega la aurora.
Llena con tu cuerpo la jarra del día
que se marcha,
que regresa,
que no se decide a partir,
que finalmente se funde con la luna ,
hasta que llueve
 y llueve
y  cubre una y otra vez tu cuerpo
 de leche tibia,
de panes
y de miel. 

GOCHO VERSOLARI

Ilustración: Giuseppe Muccio

4 comentarios:

  1. muy bueno, como siempre, no podría ensalzar algo dl poema pq m parece redondo d principio a fin. comparto. (http://alejandrovargassanchez.blogspot.com) (tb soy poeta)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Alejandro. Muchas gracias por tu apreciación. Tengo agendado tu blog y entraré al mismo a breve plazo para dejarte a mi vez mis observaciones. Un abrazo y estamos en contacto.

      Eliminar
  2. Bellsímo poema cuajado de imágenes, con unas metáforas soberbias. Me encantó, Gocho, y destaco estos dos versos especialmente:
    "donde los pájaros vuelan al revés y las águilas de la tarde
    se detienen en las cenizas de los cigarrillos."
    Comparto muy gustosa. Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, querida Dalianegra. Valoro mucho tu opinión. Te envío mis mejores deseos, un abrazo y nos estamos comunicando.

      Eliminar